El 25 de septiembre empezó la aventura de 6 voluntari@s dispuestos a descubrir los secretos del PN de Picos de Europa. Estos 6 intrépidos venían desde Almería, Alicante, Madrid, Granada o Donosti. Una vez reunidos en la Casa de la Montaña empezaron a hacer piña. Pronto empezaron sus conocimientos del entorno, cuando se encontraron con Rosa, una paisana muy "apañá" que les explicó cómo le había ido el año a sus hortalizas o les hizo recomendaciones culinarias como los tostos de picadillo.

Al día siguiente, estos intrépidos voluntarios acecharon al codirector, y técnico de uso público, del parque, ávidos de saber. De él sacaron información sobre una parte de los ENP de la que no se suele hablar, el ser humano. Aunque, en esta ocasión, éste "mono" les acompañaría ya todo el camino. En la charla, vimos cómo se gestiona las visitas de turistas, montañeros y demás visitantes del parque para minimizar, dentro de lo posible, su impacto.

Valles, gargantas, cañones... El paisaje del Parque Nacional de Ordesa se queda en la retina de todos sus visitantes. Es el sitio perfecto para una de nuestras especies más emblemáticas, el quebrantahuesos. Todo un reto para realizar nuestros muestreos de verano. Durante más de una semana recorreremos todos estos parajes junto con nuestro equipo de voluntari@s.

 

Día 1. Llegada de los voluntari@s.

La recepción es en Sabiñánigo , tras la llegada al primer  ligar de hospedaje, se produce una  charla/presentación del proyecto, los monitores y las voluntarias. Se habla de los planes y los objetivos a realizar y la motivación es máxima.

Día 2. En los dominios del Quebrantahuesos.

Durante el primer día de actividad, focaliza la atención la Fundación para la Conserrvación del Quebrantahuesos (FCQ) con quien se realiza una ruta guíada por los miradores de Revilla para observar a esta impresionante ave necrófaga. Por la tarde, se realiza el primer muestreo en el río Bellós en el que se les explica a las voluntarias el protocolo a seguir incidiendo en la importancia de la desinfección.  Al poco de acabar empieza a llover ligeramente. La lluvia nos acompaña de vuelta a descansar. Salida a buscar anfibios.

El voluntariado de ACA pretende dar a conocer  a la sociedad los procesos que provocan el cambio global y plantear soluciones que cada uno de nosotros puede llevar a cabo en el día a día para evitarlo.

Dentro de las actividades de nuestro programa, los voluntarios irán conociendo cada uno de estos procesos, como nos puede afectar y medidas de actuación para evitar o mitigar sus efectos. Os iremos contando como día a día nuestros voluntarios conocen estos aspectos.

En el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama descubrimos que, en un paraje natural, pueden convivir una explotación maderera, áreas recreativas y un vergel de bichejos y naturaleza. Durante el campo de voluntariado, nuestros voluntarios y nuestras voluntarias, se calzaron las botas y las ganas de explorar para descubrir los misterios del monte de Valsain y reflexionar sobre cómo disfrutar de nuestro entorno desde el respeto.

Una campaña más el Parque Nacional de Picos de Europa acogió a nuestras voluntarias entre sus valles y blancos picos calizos venerados por los celtas y que protegieron a sus gentes de un sinfín de batallas.

 

 

Recorrer cada rincón de la parte asturleonesa, conocer a sus gentes, sus tradiciones y oficios, ayudar a entender la influencia del cambio climático en la calidad fisicoquímica y biológica de los ríos… En definitiva, adentrarse en el corazón del primer Parque Nacional declarado en nuestro país.

10 días de voluntariado dan para mucho y nuestras voluntarias aprovecharon al máximo cada momento:

Desde la Alpujarra granadina hasta el Veleta en todo lo alto, la ola de calor, no ha podido con un grupo de voluntarios que se ha recorrido los entresijos de Sierra Nevada, para muestrear ríos que nos aportan datos clave que colaboran con las investigaciones en materia de cambio climático, y para disfrutar muchos de los secretos que estos paisajes guardan.

20190625_142818

Entre acequias, mariposas, águila calzada, polillas, castañares centenarios, macroinvertebrados, huertos tradicionales, … conceptos que sólo se conjugan en Sierra Nevada   

¿Nos acompañas en este viaje?

El día 9 de mayo dio comienzo la primera Campaña de Voluntariado de Parques Nacionales de Alta Montaña, eligiéndose la Sierra de Guadarrama para dar el pistoletazo de salida. Durante un periodo de 10 días, la Asociación de Ciencias Ambientales preparó diferentes actividades para que los seis voluntarios convivieran y disfrutaran del entorno, mientras conocían el parque nacional, su biodiversidad y gestión.


Este primer campo es la prueba de que para participar en este programa no hacen falta amplios conocimientos en la rama medioambiental, sino que lo único verdaderamente importante es tener pasión por la naturaleza. Así pues, aunque se cuente con voluntarios con formación científica (que buscan iniciarse en el mundo profesional, en general), también han participado personas con diferente perfil.


Aunque, el principal objetivo del voluntariado consiste en la recogida de muestras de macroinvertebrados y análisis fisicoquímicos del río Eresma y sus afluentes para conocer la influencia del cambio climático y de las actividades humanas en ecosistemas acuáticos fluviales. Cada minuto fue aprovechado al máximo, pues fueron diferentes actividades complementarias las que se programaron y llevaron a cabo. A continuación se presenta un pequeño diario del voluntariado:

Login Form