Actividades complementarias del voluntariado ambiental en Parques Nacionales: Picos de Europa

Además del trabajo de muestreo en los ríos del Parque Nacional, también hemos tenido tiempo de realizar otras actividades encaminadas a conocer mejor este espacio y a difundir la importancia de la conservación de sus cauces.

El jueves realizamos un taller de identificación de macroinvertebrados bentónicos para familias. De una manera divertida, enseñamos a nuestros pequeños participantes del Campamento Fusión de Cangas de Onís que en los ríos habita una gran variedad de organismos, en general poco conocidos pero con una gran importancia, ya que sustentan la vida de estos ecosistemas. Tricópteros, plecópteros, efemerópteros, odonatos, fueron los protagonistas,  quizás pueden resultar nombres un tanto extraños para un grupo de niños, que sin embargo difícilmente los olvidarán tras observarlos en una lupa o dibujar con vistosos colores sus siluetas. Ellos ya saben que estos pequeños “bichos” viven en ríos de aguas limpias y que alimentan a otros muchos moradores del río, como el mirlo acuático, el desmán o la trucha.


Taller de identificación en Cangas de Onís

 

Tras decir adiós a nuestros amigos de Cangas, visitamos la granja de Xuan Valladares en la cercana Sierra del Cuera. Fue una visita interesante en la que pudimos conocer el día a día de un ganadero que incluye en su explotación criterios ecológicos y que se empeña con ahínco en sacar adelante el proyecto conocido como FAS (Foro Asturias Sostenible) para el conocimiento y desarrollo del medio rural y que pone en contacto directo a consumidores responsables y a productores de productos alimentarios tradicionales y/o ecológicos.  Entre ovejas xaldas, vacas casinas, asturcones y la imponente imagen de la Sierra del Cuera en el horizonte surgieron diversidad de temas y discusiones, polémicas y charlas amistosas que terminaron con un buen culín de sidra artesana.

 

 

Debate con Xuan Valladares

 

A la mañana siguiente, el sol dio paso a la niebla y al orbayu que nos recordaron que el clima de los Picos es caprichoso y cambiante y que en poco tiempo puede regalarte una infinidad de paisajes distintos. Quizás no era el mejor día para visitar los famosos Lagos de Covadonga, pero la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos nos esperaba para compartir con nosotros su amplia experiencia de trabajo en Picos de Europa. El día no invitaba a los turistas y la vega del Ercina parecía desierta y enigmática envuelta en la densa bruma.


Nuevo cartel informativo de FCQ

Para terminar la jornada nos encaminamos hacia el imponente valle de Valdeón, en la parte leonesa del Parque Nacional. Tras cruzar el Desfiladero de los Beyos y el hermoso Valle de Sajambre encumbramos el Pontón para acceder por Panderruedas a la carretera que nos acercaría hasta el pequeño pueblo de Cordiñanes, nuestra última parada. Tras la desinfección del material para poder muestrear a la mañana siguiente el río Cares y de una buena cena, nos dimos un paseo nocturno para escuchar al cárabo y observar diferentes especies de anfibios.

Poco a poco se acerca el final de esta pequeña aventura que a través de los ríos Duje, Sella y Cares nos ha encaminado hacia paisajes inolvidables.