Primer día de voluntariado en Picos de Europa

Tras un día de reunión y planificación con los voluntarios, el día 4 de agosto comenzaron las labores de voluntariado en el río Duje,  que recorre el macizo de Los Urrieles hasta su desembocadura en el río Cares a la altura de Puente de Poncebos.


Voluntarios muestreando en el río Duje

Los voluntarios realizarón, tanto en la parte alta como en la baja del río Duje, muestreos ciéntificos de macroinvertebrados bentónicos de gran valor para el estudio del cambio global en los ecosistemas de montaña. De tal modo, los voluntarios se dividieron en 3 grupos; mientras el primero realizaba una identificación de los ecosistemas del tramo muestreado, y realizaba la captura de muestras de macroinvertebrados, un segundo grupo realizaba las mediciones y cálculos oportunos para la medición del caudal de agua. Por último, dos voluntarios realizarón el análisis fisico químico de las aguas, y recorrieron el río en busca de exuvias de plecópteros, odonatos, rastros de nutria, o signos de otra fauna de ribera.


Voluntario recoge exuvias (mudas) de plecópteros


El río Duje, sumidero durante años de los residuos de purines de las ganaderías alojadas en su valle, comienza a mostrar signos de mejora tras la puesta en marcha de un nuevo sistema de gestión de los residuos ganaderos, además de un mayor control por parte de las autoridades del parques. En efecto, los voluntarios pudieron observar peces y anfibios en lugares donde antaño la contaminación producía aguas malolientes y sucias.


Los voluntarios tras un merecido picnic en Sotres


Tras una dura jornada de trabajo, los voluntarios mantenían fuerzas para realizar la hermosa senda que lleva hasta el pueblo de montaña de Bulnes, donde entre niebla pudieron observar el paisaje de los Picos de Europa en todo su esplendor.