Parque Nacional de los Picos de Europa

 

Lagos de Covadonga

El 22 de julio de 1918, se produjo la declaración del "Parque Nacional de la Montaña de Covadonga" convirtiéndose así en el primer Parque Nacional de nuestro país. Esta figura de protección fue importada de Estados Unidos, que en 1982, había declarado Yellowstone como el primer parque nacional a nivel mundial. Posteriormente, en 1995, el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga fue ampliado y pasó a llamarse "Parque Nacional de los Picos de Europa".

Este espectacular espacio protegido es el único de la Red de Parques Nacionales que reparte su territorio entre tres comunidades autónomas: Asturias (24.560 ha), Cantabria (15.381 ha) y Castilla y León (24.719 ha). Estas 64.660 hectáreas oscilan desde los 70 metros sobre el nivel del mar hasta los 2.646 m de su pico más alto, Torre Cerredo.

El parque está limitado por los ríos Sella y Dobra en el oeste y por el Deba en el este. Además, los ríos Cares y Duje marcan la división del parque en tres macizos: el Macizo Occidental o Cornión, el Macizo Central o de los Urrielles, y el Macizo Oriental o de Ándara. Estas diferencias altitudinales, junto a su situación, confieren unas características climáticas especiales al parque, afectado por un clima atlántico y lluvioso, pero con una gran influencia mediterránea en su vertiente sur.

Destaca la presencia en el parque de especies emblemáticas como el oso pardo (Ursus arctos), el urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) o el rebeco (Rupicapra pyrenaica parva), así como grandes bosques caducifolios, espectaculares cañones y macizos o lugares conocidos ya a nivel mundial como los Lagos de Covadonga, la ruta del Cares o Fuente Dé.

ImagenPicos

Más información en la web oficial de la Red de Parques Nacionales.